NOTA 14: ALBOROTO EN EL HOSPITAL

—Como dice, que se oyeron salir disparos desde el interior del Hospital —le pregunto sorprendido Carlos al transeúnte.

—Si, al principio fueron disparos de baja potencia como de una pistola chica, después pasaron unos minutos mas y nuevamente se volvieron a oír pero ahora más fuertes tanto que lastimaban al oído….

…esta conmoción provoco que mucha de la otra gente incluido yo que se encontraba en la calle se tirara al suelo tratando de evitar alguna bala perdida, los disparos se siguieron escuchando cada vez más fuertes y más seguidos….

…todos nos quedamos a la expectativa y en silencio por varios minutos hasta que el mormullo de la gente se opaco el silencio reinante, algunos dijeron que a lo mejor era un nueva balacera entre policías y “Zetas” como el que hubo hace algunos meses por aquí….

….otros decían que a lo mejor habían asaltado a los cajeros automáticos que se encontraban en frente del Hospital y así mil y un murmullos se dejaron oír, cuando de repente nos saco del trance de rumores un convoy de 4 camionetas de la PF llena de Agentes todos armados hasta los dientes y varias camionetas de la SSP del DF siguiéndolas, todas traían la sirenas sonando a todo lo que da…

—Y los agentes de la PF como iban, me refiero a su equipamiento

—pregunto Carlos al amigo.

—Pues mi cuate, alcance a ver que todos iban armados hasta los dientes, como si fueran a una guerra en serio, la verdad nunca los había visto así de armados sentimos miedo.

—y una pregunta, alcanzo ver el numero de unidad de alguna camioneta, lo vio —le pregunto Carlos muy ansioso.

— ¿Porque quieres saber eso Carlos a que viene? —le pregunto yo.

—Lo que pasa es que hace rato cuando me comunique a la Central de Policía me dijeron que algunos de mis compañeros ya venían en camino rumbo al HG, en varias camionetas y que ya llevaban ahí mis cosas, me dijeron que los alcanzara ahí.

—Déjeme ver creo que sí, si alcance a ver alguno, si si me acuerdo, es 1…37…08, si 13708 ese es que alcance a ver…de ese solamente me acuerdo, ¿Le sirve de algo señor?..

— ¡Claro que sí!, esa es una de las camionetas de mis compañeros, ya están aquí tengo que alcanzarlos, ya —Le contesto Carlos exaltado.

—Phillips vámonos, vámonos —me dijo en lo que volvía a preparar la motocicleta para arrancar.

—Que pasa —le pregunte.

—Phillips mis compañeros ya están allá, seguro que ya me están esperando y yo perdiendo el tiempo aquí en el chisme con el amigo, señor disculpe nos tenemos que ir ya —le dijo al amigo.

—Phillips vámonos, tenemos que alcanzarlos —me dijo en lo que volvió a rugir la motocicleta.

—Gracias por la información amigo —le agradecí chocando nuestras manos —lo dejamos.

—No de nada que estén bieee…n.

BUUUMUMMMMMUBUMUMMSHSSSS
RATATA RATA RATA RATA CRASH
RATA RATAAATATA RATAA RATA FIUSH
RATA RATA RATA RATA RATA BIUSSHHHHSS CRASJSS
FIUSH FIUSH FISUH BOMOOMMM CRASHH RATATAAA

—Que diabloooosss, ha sido esto —dije a todos nosotros.
Sentimos el enfrenon de la motocicleta y estuvimos a punto de caernos sobre la banqueta.

—No, noooooo, noooooo que ha sido eso!!!!! , nunca había sentido la tierra cimbrar así, dios mío, maldita sea seguro los malditos narcos volvieron a estallar otra bomba y esta vez en donde más nos va a doler, en un Hospital, puta madre hay mucha gente inocente ahí.

—Seguro que algunos de los tipos que llegaron en las ambulancias han de ser sicarios heridos y tal vez fueron a matarlos para que no hablen y así no delatasen a sus secuaces, seguro que ya los descubrieron y al no quedarles de otra se encuartelaron ahí —pensé yo.

Empezamos a ver como una fuerte columna de humo empezó a surgir del HG, era enorme pareciera como si todo el edificio se estuviera consumiendo en las llamas. El sonido de las sirenas y patrullas se ha empezado a saturar más.

Toda la gente que está ahí cerca de nosotros estaban gritando y algunos llorando, otros habían entrado ya en crisis nerviosa debido a lo fuerte del estallido, de las calles cercanas volvimos a ver a más gente saliendo a las calles todavía ataviada en sus trajes de gala por la fiesta navideña.

Eran ya las 3 AM.

Mucha de la gente empezó a comunicarse con sus conocidos a través de sus celulares, no podían faltar las clásicas señoras que empezaron a pregonar el Fin del Mundo, solo eso faltaba. Algunos otros tomaban fotografías con su celular a la enorme columna de humo que se empezaba a hacer cada vez más grande.

Tan atentos estábamos que no nos percatamos que mucha de la gente que teníamos delante de nosotros se estaba empezando a abalanzar en dirección contraria. Ya venían como podían, trataban de alejarse de las cercanías del HG.

—Phillips no sé por qué estén disparando así contra el HG, pero el hecho de que se haya dejado sentir ese nivel de potencia de fuego me ha preocupado, nosotros en la PF no manejamos ese nivel de poder de destrucción. El único que lo maneja es el EJERCITO, si solo ellos, la situación ahí en el HG ha de ser muy grave, gravísima y con más razón hay que apurarnos a llegar ahí, mis compañeros me han de estar esperando, no es que te presuma pero yo soy de los que tienen mejor puntería al momento de disparar. Seguro que ya han de estar maldiciendo mi nombre por no estar con ellos.

—Ahora si ya vámonos —me dijo mientras nos volvimos a montar bien en la motocicleta, quise decirle algo, pero el sonido del motor me quito la intención.

Ahora si volvimos a despedirnos del amigo que nos puso en antecedentes, avanzamos unos cuantos metros más y en ese momento se nos empezó a ser más dificultoso avanzar, venia mucha gente hacia nosotros, Carlos trataba de hacerlos a un lado con el zumbido del claxon de la motocicleta pero ni así nos hacían caso.

Así avanzamos durante algunos minutos, voltee hacia atrás y si si hemos avanzado algo, calculo que como 300 m, a partir de aquí la afluencia de gente ha empezado a bajar, pero la cantidad de elementos policiacos ha empezado a notarse mas. Carlos trataba de localizar las camionetas de sus compañeros pero nada, avanzábamos mas metros y nada, nada que se dejaban ver ellos.

—Pues donde están Phillips, ¿crees que estén adentro del HG?

—No sé, hay que avanzar más a lo mejor están del otro lado de la calle, no te desesperes —le dije dándole un golpecito en el casco.
Estamos ya como a 100m del HG y seguimos avanzando, varios de los policías ahí presentes nos volteaban a ver mientras platicaban no se qué cosas entre ellos.

—Carlos conoces a algunos de ellos, te quedan viendo muy feo.

—Si como no, son algunos de esos prepotentes de de la SSP-DF con los que siempre nos encontramos en los operativos, ellos siempre se quieren hacer del control de la situación, pero nosotros nos los dejamos, a veces se les olvida que los de la PF somos de una instancia superior.

—Déjame decirte que yo soy de los que una vez los metí en problemas, los cabrones se estaban manchando con un transeúnte en una autopista, le querían cobrar multas que nada que ver con la que realidad, yo fui testigo de paso por lo que me decidí y los denuncie, seguro que ya me reconocieron y me han de estar mentando la madre.

—Bola de pendejos —les dijo a todos.

—Pues sí, yo también he sido testigo de su prepotencia —le conteste riéndome un poco.

—Mira Phillips la columna de humo se está empezando a hacer más grande y también ve en el suelo hay mucha esquirla de concreto, mucha basura y cristales todos regados —me dijo.

—Maldita sea ya hay mucha gente aquí, a medida que nos acercamos al HG la masa se gente se hace mas y mas tupida, les voy a hacer sonar el claxon de la motocicleta para ver si se hacen a un lado.

El claxon de la motocicleta se escucho fuerte y de alguna manera provoco que algo de gente nos permitiera el paso muchos no las mentaban por ser así de bruscos, pero poco nos importaba a mi amigo y yo también por supuesto, ansiábamos por llegar ya al HG como dé lugar.

Seguimos avanzando, maldita sea el avance se me muy lento, parece interminable y luego la gente que está toda nerviosa y desesperada, hay mucho alboroto y luego empieza a olor muy fuerte como a quemado, no, no puede ser huela también como a carne

Me parece que estamos ya como a 50m del HG, ya podemos la estructura del edificio, dios mío se ve como zona de guerra, no sé cómo describirlo: un lado del edificio está ardiendo en llamas y también parece que una parte de este semidestruida, como si hubiera recibido disparos de todas direcciones, la parte de abajo está ardiendo y abajo hay mucho escombro todo ardiendo.

Las sirenas de ambulancias y patrullas no paran de sonar y eso está haciendo mucho furor en la gente, ya hemos llegado, estamos como a 20 m. de una valla franqueada por policías.

—Phillips, ya los encontré, ya encontré a mis compañeros, mira allá a la derecha están sobre varios vehículos, sobre sus toldos, vamos para allá.

—Si ya los vi, pero también ya te fijaste que están muy atentos apuntando a la fachada del HG —le dije en lo que nos dirigíamos para allá.

—si es lo que estoy viendo —me dijo en lo que acelero mas…
Se ha producido un error en este gadget.

About Me

Mi foto
PHILLIPS SURVIVOR
Una historia ficticia sobre una probable invasión de Zombies a Mexico en el Siglo XXI. Si eres nuevo y no sabes que onda, empieza desde aqui: --------------------------- http://apocalipsis-azteca.blogspot.com/2010_01_01_archive.html ------------------------------
Ver todo mi perfil
Con la tecnología de Blogger.

Seguidores

Se ha producido un error en este gadget.