NOTA 17: TERROR….ALERTA…. ¡DESTRUYANLOS!

—¡Disparennnnnn!

—¡DISPARENN!

—¡DISPARENNNN, MALDITA SEA!

BAANG…BANGGGG…RATATARATARATARATA

FIUSSHSHSSSSS…BANG

CRAASGSGSHHHAASSHHH

CRASSHSHH…IUSSHHSS

GRAAEERRGGG…RATAARAATAAARATA

CHUNKKKKSSS…FIUSHSHSS

—¡Disparennn!

—¡Disparee….arhrrrgggahuee —fueron sus últimas palabras del comandante antes de que fuera destrozado por eso malditos.

— ¡Malditos!, mataron al comandante, son muy fuertes.

CRASSHSHH…IUSSHHSS

GGRAEERENRRHH….AHFGHH

RATARATARATARATA…PUOESSHH ..PONKK

GRAAEERRGGG…RATAARAATAAARATA

CHUNKKKKSSS…FIUSHSHSS

HAAAAAAAHHAAAAA

BUMMMMASSHSHSS

BUMMMASH

BUMM…RATARATARATARATA

— ¡Hacia allá! ¡hacia allaaaaa!

— ¡Allá, allá…con todo dispareenn!

— ¡Allá vienen maaasss, no los dejen saliiiirrr!

— ¡Dios miooo!

—No se caeeen, no se muereeenn!

—¡Siiii, siii, no, nooo, unos se arrastraaaan!

— ¡Pero avanzan!

—¡Avanzaaan, detenganloos!

— ¡Y esos estúpidos por qué no disparann, que esperan!

— ¡Ustedes dispareeenn, disparen háganos caso por favooor!

Estoy petrificado por lo que estoy viendo, no me puedo mover, los pies no me responden. Quiero irme de aquí porque así me lo dice mi instinto, pero algo en mi interior me dice que me quede, eso quiere que yo de fe de todo esto.

Si me quedo...

Mis oídos me duelen de oír tanto disparo, ya no los aguanto, voltee a ver hacia al HG y solo veo como una lluvia de cientos de disparos atraviesan los cuerpos de esos malditos seres, si es que así se les puede decir, pero es inútil, no los tiran a uno que otro si pero se vuelve a levantar y sigue caminando como si nada.

Las balas los atraviesan desprendiendo a uno que otro trozo de carne y esquirlas de hueso.

Y ese liquido negro apestoso que tanto me asusta.

De repente vi que uno de ellos cayó al suelo destrozado, pero ya no se levanto, ¿por qué?

Y vi más hacia atrás y me di cuenta que había más cuerpos tirados de esos malditos, ahora si muerto si se puede decir así.

— ¡Dispareenn malditos ¡

RATARATA…RATARATARATAAAAA…FIUSSHHH

BOOOMMM

Un disparo mas atravesó la pierna de uno, casi se la deshizo lo que provoco que perdiera el equilibrio pero aun si no le importo, era tanta su ansia de llegar al frente que se comenzó a arrastrar dejando regadero de sangre, carne y huesos en su camino.

— ¡Dios mío esto es una carnicería!

TRAASSSHHHHIIIUUUSSMMMM

RATARATA..RATA…CRACKSSSSS

—Maldita sea, esas cosas no caen, no caeeen… ya casi se están acercando al frente de los pobres policías que los están tratando de contener —dije entristecido.

La gente que está al lado de la calle, quiere a como dé lugar pasar hacia donde están los policías disparando, ya casi lo logran pero son contenidos a duras penas.

— ¡Déjenme pasar maldita sea, van a matar a mi mama!

— ¡idiotas por que los están matando, son pacientes!

— ¡Quiero pasar papaaaa!

— ¡Malditos, no les hagan daño, no los maten….ahí esta mi hijo!

— ¡Noooo!

Que está pasando aquí, las suplicas de la gente no paran me da tristeza escucharlos suplicar a los antimotines, pero ellos que pueden hacer.

Se empieza a hacer mucho humo y huele a quemado y a mucha pólvora, pero ellos siguen avanzando, nada los detiene y no tienen miedo de avanzar y recibir cientos de disparos en sus cuerpos.

— ¡Ustedes malditos SARDOS disparen también por favor! — les gritaron algunos de los policías a la los militares que se encontraban a unos metros de su posición.

— ¡Malditos cobardes, si son unos malditos cobardes!

— ¡Ya están muy cerca, disparen con todo!

Diablos ya están a tan solo unos metros, porque no disparan esos idiotas.

—Disparen yaaaaa aaarrghhhjh —fueron las últimas palabras del agente que se encontraba más cercano de esos demonios antes de que fuera arrastrado por ellos, batallo para tratar de librarse pero fue inútil se le abalanzaron decenas encima como las hormigas a su presa.

Es un espectáculo dantesco, el infierno.

— ¡Aléjense a hacia atrás, todos hacia atrás! —dijo un policía.

— ¡Señor nos estamos quedando sin municiones, vámonos de aquí! —dijo con el miedo encima otro policía.

— ¡Yo me voy de aquí, esos infelices no se mueren, esas cosas son fuera de este mundo…! —dijo un policía al momento que dejo la formación y se fue corriendo de ahí.

— ¡Yo también! —y unos mas huyo y así uno a uno.

Pero uno ya no tuvo tiempo de hacerlo, uno de esos malditos lo rasguño de un tobillo y cayó al suelo retorciéndose de dolor, no tuvo tiempo de levantarse lo intento pero fue inútil esas cosas se le encimaron destrozándolo.

Me llamo la atención que no querían devorar su carne, si no que me parecen que quieren chuparle la sangre, vi como voltearon una extremidad de unos de los policías y empezaron a chuparle los líquidos, es como si estuvieran chupando una esponja.

Son como vampiros, destrozan la carne y chupan.

Ese es su motivo máximo.

BIIIEEEEEEEEEEEEEEEEIIIIIEEEEEEEEEE

Vi mi reloj son ya casi las 5 AM ya está por amanecer.

—Que de donde viene ese sonido — mientras volteaba a ver a hacia todos lados.

Es el helicóptero militar que está acelerando a toda su potencia las aspas del rotor y se empezó a hacer mucha turbulencia que nos impedía tener los ojos abiertos de tanto aire que se hizo.

Algunos de esos infelices perdieron el equilibrio cayéndose al suelo a consecuencia de la enorme turbulencia provocada por la aeronave.

El helicóptero se empezó a elevar unos metros sobre el asfalto e hizo estacionario volteándose dejando al frente una de sus laterales y casi al mismo tiempo se asomo un grueso cañón que salió de sus interior, es una ametralladora de alto calibre, de esas de cañón rotatorio.

No, no se asomo otra, son dos.

De repente se escucharon voces y órdenes provenientes de un radio de dentro del helicóptero.

Y al momento las decenas de soldados que se encontraban apostados más atrás empezaron ponerse en posición de tiro apuntando hacia esos infelices.

De repente se oyó una intercomunicación de radio proveniente del que parece ser el capitán de ese grupo de militares ahí puestos.

— ¡SHUUEE AQUÍ LOBO 1 TODOS LISTOSSSHSSHHSHS SSS CAMBIO SSHHSSS.

—SSHIEEIIII AQUÍ AGUILA 1 ENTENDIDO, SSHIII AJUSTANDO Y CALIBRANDO, ESPERANDO ORDENES LISTO SSHIIII CAMBIO SSIISISSS.

—SSIIIIIIIIBIIBIIBIIIIIIII ENTENDIDO, MANTEN ESTACIONARIO Y PRENDE MIRAS SSSHIIIIII CMABIO.

—SSHIIIII AQUÍ AGUILA 1 MIRAS AJUSTADAS SSSHBBIIIIII.

—SSHIIIIIIIII AQUÍ EL CORONEL GARCIA, ABRAAAN… ¡FUEGOOOO!

TRRRIIIIIIIIIISSSHHIIIIISSSSHHHHHHSS RATA RATA RATA RATA SHIIEUUUUUU TRRRIIIIIIIIIISSSHHIIIIISSSSHHHHHHSSHHHIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII

RATA RATA RATA RATA BIIIIIIIIIIIIIIIIISSHHHHHHBIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIITRIIIIIIIIIISSHIIIIII

—Dios mío, ¡que poder el de esa ametralladora!, esos malditos practican desaparecen al recibir la ráfaga de balas, los despedaza y solo queda a su paso un regadero de carne y huesos, uno que otro trata de levantarse y caminar, pero una nueva ráfaga lo deja en la nada.

Malditos así como son destruidos todos, vuelven a salir mas y mas de las entrañas del HG, el ruido es ensordecedor, ya creo que estoy sordo, cada vez salen mas y mas, algunos son enfermeras por los trajes que se les ven, otros de doctores y algunos de civiles todos se ve muy mal, malditos todos el HG esta así, ahora entiendo por que cuando llegamos hace rato nos encontramos ya el HG semidestruido. El ejército ya había previsto esto y aposto a algunos francotiradores en las azoteas de los edificios que están aquí cerca.

Muchos de esos malditos habían ya sido aniquilados por ellos disparadores atreves de las ventanas por eso es que no habían alcanzado a salir a un.

— ¡Perros!, el ejercito sabe mucho de esto —dije hablando en voz baja.

Me saco de trance el disparo de uno de los soldados que tenía a unos metros de mí más adelante.

— ¡Disparen todos, disparen!

RATA RATA RATA RATA BIUUSSSHIIII BOM

Vi como las ráfagas se concentraron en lo que son los accesos del HG, esos seres no paraban de salir, algunos alcanzaban a salir unos metros cuando de inmediato eran destrozados por las ráfagas de las ametralladoras.

— ¡Esos hijos de la chingada no paran de salir mi coronel, esto no va a bastar!

— ¡Tenemos que hacer algo definitivo!

—Ayúdenme arggghhhhh, ayúdenme por favor, quítenmelos…..haayyyyyyyy.

Uno de los policías que a un se encontraba en el primer frente cercano al HG había sido arrastrado por esos malditos y estaba pidiendo ayuda a sus compañeros, pero ninguno le hacía caso, nadie lo intento por que sentían dentro de sí mucho terror, algunos mejor huyeron de ahí.

Esas cosas ya lo habían herido bastante.

De nada le sirvió seguir gritando, una bala del ejercito le atravesó su cuerpo dejándolo herido de muerte, si es que no murió enseguida.

—Pobre hombre —dije.

— ¡Pero queeee diablos!

Esto es de terror, aquel policía que había caído muerto hace unos minutos ha empezado a convulsionar su cuerpo, como si estuviera sobre brazas ardientes y ahora ha empezado a vomitar al cielo ese especie de liquido negro como el petróleo, lo vomita con mucha fuerza.

Y ahora empieza a voltearse boca abajo e intenta arrastrarse sin despegar su pecho del suelo, avanza unos cuantos metros hasta que por fin se puede sujetar sobre sus cuatro extremidades y otra vez vuelve a vomitar mas de ese liquido negro hasta que por fin se logra levantar en sus rodillas, se esfuerza hasta que logra levantarse en sus dos piernas, se llega a arquear hacia atrás pero vuelve a tomar compostura y empieza a caminar hacia nosotros muy lentamente perdiendo a momentos el equilibrio.

Qué asco tengo, acabo de ser testigo del nacimiento de una de esas cosas, creo que estamos en otra dimensión dios mío, vi a un muerto levantarse y andar.

De nada le sirvió volver a la vida este policía resucitado, una bala le atravesó el pecho y enseguida otra le deshizo la cara poniendo fin a su camino.

— ¡Acábenlos!, malditos no paran de salir.

TRRRIIIIIIIIIISSSHHIIIIISSSSHHHHHHSS RATA RATA RATA RATA SHIIEUUUUUU TRRRIIIIIIIIIISSSHHIIIIISSSSHHHHHHSSHHHIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII

RATA RATA RATA RATA BIIIIIIIIIIIIIIIIISSHHHHHHBIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIITRIIIIIIIIIISSHIIIIII

—No nos queda de otra destruyan todo el HG, ¡rápido!

— ¡A la orden coronel!

— ¡Ustedes alejan a toda esa gente, muévanse!

— ¡Que se apure el otro Helicóptero a tomar posición!

— ¡Listos!

Se ha producido un error en este gadget.

About Me

Mi foto
PHILLIPS SURVIVOR
Una historia ficticia sobre una probable invasión de Zombies a Mexico en el Siglo XXI. Si eres nuevo y no sabes que onda, empieza desde aqui: --------------------------- http://apocalipsis-azteca.blogspot.com/2010_01_01_archive.html ------------------------------
Ver todo mi perfil
Con la tecnología de Blogger.

Seguidores

Se ha producido un error en este gadget.